&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&HACER PEDIDO DE LIBROS AQUI &78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&78Q&


martes, 3 de marzo de 2009

Los jesuítas

El catolicismo se presenta en la sociedad con un disfraz de "religiosos" y "misioneros", sin embargo son lobos que promueven el marianismo y atentan contra el sano evangelio. Poseen una milicia secreta capaz de matar para congraciarse con sus jerarcas religiosos anticristianos que se pretenden imponer como "la voluntad de Dios". Les han hecho creer a los laicos que su lider es el representante de Dios en la tierra. De esta forma toda la maldad que el papa romano habla, es tenida como la voz de Dios.

Observe el juramento que Lucifer les inspira y que pasan como "cristiano". Incluso, los sacerdotes niegan que sea cierto.

De la misma manera, observe como falsos cristianos introducidos en la iglesia protestante tienden a defender al catolicismo y a mentirles afirmando que ellos "son hermanos" de la fe.

El catolicismo es tan hermano de la fe como el diablo lo es de Cristo. Observe por usted mismo:


El Juramento Jesuita: Juramento de la Sociedad de Jesús (Jesuitas)

Yo, ahora en la presencia de Dios omnipotente, de la Bendita Virgen Maria, del Bendito San Juan Bautista, de los santos apóstoles Pedro y Pablo y todos los santos de la milicia celestial y a la voz de mi Santo Padre espiritual Superior general de la Sociedad de Jesús, fundada por San Ignacio de Loyola, bajo el pontificado del Papa, y de la Bendita madre de Dios y de Jesucristo, declaro y que su santidad el Papa es el vicario de Cristo, Único, y Verdadero jefe de la iglesia Católica Romana Universal en todo el mundo y que en virtud de las llaves dadas a su santidad por mi Salvador Jesucristo para atar y desatar, el tiene el poder de responder a reyes, príncipes, estados, repúblicas, gobiernos, reos de herejía los cuales pueden ser impunemente destruidos. Por esto con toda mi fuerza defenderé esa doctrina, el poder y el derecho de Su santidad el Papa contra todo los usurpadores de cualquier herejía o autoridad protestante, quién fuere junto a todos los adherentes que pudieran usurpar oponiéndose a la santa iglesia Católica de Roma, Repudio y desconozco, desde ahora en adelante cualquier alianza con cualquier rey, príncipe de estado, hereje, protestante o liberal. Rechazo obedecer a cualquier ley, magistrados u oficiales. Declaro además que las doctrinas de las iglesias llamadas “Protestantes” están condenadas y condenados juntamente todos aquellos cuya doctrina no abandonen. Declaro que ayudaré y aconsejaré a todos los agentes de su santidad el Papa en cualquier lugar que se hallen haciendo lo mejor para extirpar las iglesias protestantes sus potencias tanto legales o de cualquier naturaleza, prometo y declaro que yo no tendré opinión, voluntad propia, como un cuerpo muerto, obedeciendo así sin dilación alguna cualquier orden que pueda recibir de la sede del Papa y Jesucristo. Declaro además, que haré siempre me presente la oportunidad una guerra sin cuartel secreta y abiertamente contra todos aquellos herejes protestantes de la manera y forma que se me indique desapareciendo la faz de la tierra, para esto no tendré en cuenta edad, sexo, ni condición alguna. Ahorcaré, quemaré, consumiré, sepultaré, aniquilándoles. Y cuando eso no pueda hacerse, entonces usare en secreto la copa de los venenos. Así como se nos indique obrar por cualquier agente del Papa enviando o delegando en la Orden de la Santidad de Jesús. Y para confirmar lo que antecede, dedico la vida y expongo mi alma. Y con este estilete que yo ahora recibo, escribo mi nombre con la pluma de este puñal mojado con mi propia sangre como sello de testimonio de lo que he declarado. Prometo que daré mi voto siempre a favor de la Compañía de Jesús. Todo yo lo juro y declaro así sostenerlo y cumplirlo por la Bendita Trinidad y por este escrito que hoy recibo.